domingo, 23 de febrero de 2014

Psíquicos (Red Lights) - 2012

Título Original: Red Lights
Formato: Película
Director: Rodrigo Cortés
Año: 2012

Los pocos de Uds. que han leído mis post anteriores recordarán uno sobre el libro "Fraudes Paranormales" de James Randi y mi postura más que escéptica sobre todo lo que sea paranormal o sobre los poderes psíquicos que puede tener el ser humano. Si después de años de creer en fantasmas, alienígenas y experiencias sobrenaturales, y de propiciar escenarios donde fuera más fácil percibir cualquiera de estos fenómenos, no he podido experimentar nada aún, lo único racional que puedo asumir es que es todo mentira. El deseo de la humanidad de aferrarse a qué existe algo distinto y/o mejor después del cese de la existencia. Pero ya me estoy alejando del tema prinicipal de este post, que es mi opinión de la película Red Lights, del director español Rodrigo Cortés, que fue conocida en Chile como "Psíquicos", estrenada a fines del 2012 y que duró en cartelera menos de dos semanas. 

Debería haber notado este último hecho antes de alistarme a ver la película con mi sacrificada esposa (también fanática del cine de terror y que muchas veces me acompaña a ver estos filmes con la ilusión de encontrar una joya escondida, pero que la mayoría de las veces termina despertándome para que la acompañe hasta el final en el martirio de ver la película. Además que siempre es mucho más divertido ver una mala cinta haciendo comentarios irónicos y burlescos a otra persona que verla solo y pensar que uno está malgastando dos horas de su escasa vida).


Julia de Nip Tuck, dentro de sus relaciones le faltaba solo
un psíquico.
Volviendo al tema principal del post, revisando una revista Fangoria de hace un par de años atrás encontré un artículo sobre la película y me llamó la atención el elenco (Sigourney Weaver, Robert de Niro y Cillian Murphy) y el argumento: un par de profesores universitarios, Margaret Matheson (Weaver) y Tom Buckley (Murphy), se dedican a dar explicaciones racionales a fenómenos paranormales y se deben enfrentar al mayor psíquico de todos los tiempos, Robert de Niro en el rol de Simon Silver, que regresa de su retiro de casi veinte años para dar un par de shows de demostración de sus poderes y más aún, acepta someterse a un estudio de laboratorio para demostrar que todo es real.


Matheson y Buckley en su clase. Lo mejor de la película
Tengo que reconocer que los primeros veinte a treinta minutos de la película son buenos, creo que me gustaron más porque el discurso de Matheson y Buckley es casi el mismo que mi postura sobre el tema de los fenómenos paranormales y se resumen en la frase siguiente que pronuncia el personaje de Sigourney Weaver: "...hay dos clases de personas allá afuera con un don especial - aquellos que realmente creen que tienen alguna clase de poder y los otros que creen que no los podemos descubrir. Ambos están equivocados." (Traducción libre de mi parte).

Palabras más ciertas muy pocas veces fueron dichas en películas tan malas, porque lamentablemente de ahí en adelante la película comienza a ir cuesta abajo convirtiéndose en un bodrio sin ningún sentido y con un final forzado e inverosímil que deja serias dudas si Rodrigo Cortés, que también dirige, se dio cuenta que muchas de las cosas que pasan durante la película no tienen ningún sentido considerando la revelación final.


Deberían haber agregado "Don't see this movie"
Es lamentable que una idea que podría haber generado una muy buena película, quizás incluso hasta un clásico, y con tan buenos actores involucrados haya terminado es esto: un film mediocre y sin ningún sentido. Es cierto que uno no busca respuestas al sentido de la vida en una película, ni menos a preguntas que para muchos siguen sin respuesta después de cientos de años, pero si busca una experiencia entretenida y en el mejor de los casos algún mensaje que te de qué pensar, como me pasó por ejemplo con "Melancholia" de Lars Von Trier, que después que la vi quede con una sensación de "Y eso era todo", pero días después seguía pensando en la película. En este caso la idea original era buena, pero la ejecución fue un fracaso absoluto.
¿Por qué tuve que actuar en este bodrio?
Si te puedo ahorrar que desperdicies una hora y media de tu vida, restándole los quince minutos que demoraste en leer esto, no veas Red Lights, pero si todavía la quieres ver, porque al igual que yo no puedes basarte en la opinión de los demás y tienes que experimentar personalmente todo para creer, disfruta el trailer que está a continuación y agradece no tener que verla completa.



Espero escribir una próxima entrada pronto quizás con alguna película más extraña y mejor, como Lords of Salem, del maestro Rob Zombie, que lamentablemente nunga llegó a los cines de Chile y que ahora están dando por la señal de cable HBO.


1 comentario:

  1. En busca de filmes con temas psicológicos o del control de la mente humana, encontré esta producción. Una historia que en la que veo participa el actor Leonardo Sbaraglia, a quien lo he visto en otros géneros del cine y sin duda siempre vale la pena los personajes que logra en la pantalla. En fin, le echare un vistazo, a ver qué tal.

    ResponderEliminar